Esperan que caso Canaima no trabe permisos para canyoning Operadores afirman que fallecidos eran expertos en deportes extremos

Ciudad Guayana.- Tras la muerte el sábado de cuatro deportistas que practicaban canyoning en el Parque Nacional Canaima, operadores turísticos y organizaciones relacionadas con los deportes de aventura aseguran que este fatal evento no debe cerrar la posibilidad de practicar las actividades extremas en el país.
El operador turístico de Ruta Salvaje en Santa Elena de Uairén, Iván Artal, aseguró que en el municipio Gran Sabana ninguna agencia ofrece la práctica del canyoning o barranquismo -escalar o descender cascadas a rapel.
Reconoció que aunque todas las actividades de exploración, incluyendo las caminatas en el Parque Nacional Canaima, están reguladas y deben ser permisadas por el Inparques, algunas personas realizan deportes de manera irregular debido a las largas gestiones para tramitar permisos.
Artal rescata del accidente la necesidad de que los permisos sean más expeditos y se promueva la capacitación, en lugar de la penalización.
“Hay que concientizar para que sea fácil sacar un permiso para hacer canyoning, porque en Venezuela hay gente profesional y especializada en este tipo de deportes. Lo que se espera es que estos accidentes no sean una piedra de tranca para que la gente lo haga mejor”.
A juicio del operador, deportes extremos como el canyoning o barranquismo debería ser una de las actividades bandera en la Gran Sabana, “se puede hacer en el Salto Ángel y se debería promocionar para la Gran Sabana con cursos profesionales (… ) el canyoning es un deporte peligroso, pero muy controlable”.
“El incidente es típico en ese deporte, el río creció y no se dieron cuenta, no tuvieron chance de salirse. Ha pasado en Mérida y diferentes partes del mundo. El guía en ese caso es la pieza fundamental, pero no se tiene el control de la naturaleza, aunque se pudo evitar era imposible predecirlo”.
Educar antes que penalizar
Tony Velásquez, presidente de ProEco Global Expediciones y Hummer Expeditions, sostuvo que deportes como el canyoning o barranquismo se practican en el mundo entero y en Venezuela “tenemos lugares espectaculares para hacerlo” como Mérida y Barinas. “Estos deportistas no estaban haciendo nada ilegal, ningún deporte puede estar prohibido en este país” .
Aseguró que los deportistas que murieron eran expertos en deportes extremos, “no fueron ellos los culpables de lo que pasó”. Resaltó que Inparques hace un excelente trabajo, pero el déficit de recursos le impide un mayor control.
La directora de Inparques Bolívar, Ingrid Martínez, resaltó que todo turista que ingrese al Parque Nacional Canaima debe notificarlo ante el ente y para realizar deportes extremos deben solicitarse permisos. MACR

[wp_ad_camp_1]   [wp_ad_camp_2]

(1007)